Talleres

Los talleres mensuales es una oportunidad de conocer nuestro interior de una manera intensiva.
Suelen durar un mínimo de cuatro horas una mañana, aunque en ocasiones se extienden dos dí­as de cinco horas cada uno de ellos, correlativos o con un tiempo de asentamiento entre ambos .
Es una experiencia apasionante, en la que tienes que soltarse de tus rutinas. Las rutinas y los hábitos los consagramos delante de nosotros mismos y de los demás y los confundimos con nuestra esencia. Para darle más Énfasis lo llamamos personalidad. Por eso, cuando cambiamos de entorno o de país se genera inseguridad y ansiedad. Ese miedo es ocasionado por el temor de que nuestra imagen pueda resquebrajarse.

En los talleres se exploran diferentes zonas de nosotros y sus relaciones con el continuum emoción, sensación, sentimiento pensamiento que somos en cada instante. Alguno de nosotros nos identificamos mas con algunas partes del cuerpo y ,otros, con parcelas del sentimiento o del intelecto.
Como dice Therese Bertherat autora del libro “El cuerpo tiene sus razones”, el cuerpo es nosotros mismos. Él es nuestra única realidad aprehensible .No se opone a la inteligencia a los sentimientos ni al alma. Los incluye y los alberga. Tomar conciencia del cuerpo es abrirse el acceso a la totalidad del ser.
No es necesario, aunque si recomendable, que sean alumnos habituales de las clases semanales.

¿ Como son los talleres?

En los talleres se intercalan clases grupales con juegos y con información sobre las palancas que brinda el esqueleto, los patrones de desarrollo desde el nacimiento y la embriología.
Cada taller o cada clase grupal se diseña variando de movimientos para que tú te descubras, tanto en lo que te es fácil y no lo sabías, como en lo que descubres acorchado y sin direcciones o a las partes de tú que no puedes acceder. Todo se vuelve un maravilloso juego de conciencia sin juicios de valor y sin obsesión por llegar al éxito.

¿ Que beneficios aporta?

Los beneficios son los mismos que las diferentes opciones que te he contado en las diferentes entradas del blog. Se llame clase grupal, clase individual o taller de fin de semana necesita de que tú estés en el instante para descubrir lo nuevo que se presenta en ese lugar. Las personas que lo hemos probado lo contamos como descanso profundo , fluidez en los movimientos, mejor equilibrio y coordinación y por lo tanto mayor disponibilidad y adaptación a los cambios.

Prestará atención a lo que hacemos, tomar conciencia de ello, permite crear una nueva disposición corporal que trae consigo un cambio en la auto-imagen. Esto se consigue mediante la creación de nuevos circuitos neuromotores, nuevos caminos (o el reciclaje de los que estaban olvidados) que multiplican las posibilidades de expresión, de ser y de estar en el mundo. Un cuerpo que conoce sus movimientos y opciones, que ha aprendido a adaptarse, puede entonces cuidarse y auto-preservarse. Se moverá con conciencia, con un mínimo esfuerzo y máxima eficacia.